ENVÍO GRATIS EN TODOS NUESTRO PEDIDOS, NO INCLUIDOS GASTOS ADUANAS.

Tienda Online

Más Información

Envío y Devoluciones

Más Información

Compra Gymface®

Más información

Preguntas Frequentes


En la fase de iniciación, las dos primeras semanas, realiza dos sesiones al día (A.M y P.M). Cada sesión no debe durar más de 3 minutos. Para realizar los ejercicios correctamente, entra en nuestra página web y sigue las instrucciones con detalle.

Las sensaciones inmediatas después de las dos semanas de trabajo son agujetas, en especial, en la parte exterior de las mejillas y también en la parte inferior del labio, justo bajo las comisuras. Después de tres meses de trabajo, los resultados a percibir son:

– Piel más gruesa y suave desde las mejillas hasta el cuello
– Disminución de ojeras y piel más radiante.
– Cuello menos caído.
– Ojos más abiertos.
– La profundidad de las arrugas han disminuido.
– Las líneas del rostro se verán más dibujadas, las mejillas más marcadas y rellenas.
– Los huecos bajo los ojos se habrán rellenado.

Después de las dos semanas, los músculos ya están preparados para trabajar en su máxima potencia. La constancia y las indicaciones esenciales en nuestra página web, rigen con exactitud como realizar con excelencia cada ejercicio.

En este programa de “body-building” para la cara y el cuello, la cirugía no está implicada, no hay ningún tiempo de inactividad y no hay visitas médicas. Después de 2-3 meses de tratamiento en el hogar la mayoría de las personas logran obtener todos los beneficios del producto.

GYMFACE® puede ser utilizado por cualquier persona de edad adulta. La constancia y el mantenimiento, así como la realización de los ejercicios de forma concentrada, visualizando cada uno de los movimientos de los músculos faciales ayudan a potenciar los resultados. Se recomienda realizar los ejercicios sentado en posición cómoda y con un respaldo en la cabeza para evitar contractura los músculos del cuello.

El uso regular de los músculos al expresarnos les da cierto tono, pero no significa que se estén fortaleciendo. El balanceo de los abdominales no construye los abductores. Sólo la contracción contra la resistencia construye y da VOLUMEN al músculo. Los ejercicios más eficaces son aquellos que trabajan en grupos musculares individuales. De la misma manera que el cuerpo requiere de cierta resistencia regular para mantener la fuerza y el tono muscular, también lo hace su rostro! Si desea restaurar y mantener una apariencia juvenil, necesita un programa a medida. El programa de fortalecimiento GYMFACE® logra rejuvenecimiento y turgencia en la piel, tersura y jovialidad.

Nuestro rostro cambia con el tiempo. Es indudable que el aspecto demacrado y desdibujado del rostro es parcialmente el resultado de los cambios en nuestra piel. Con la edad, la piel pierde grosor y elasticidad debido a la degradación de colágeno y elastina. Los factores internos (disminución de los niveles de estrógeno y progesterona en pre-menopausia, tabaco o ingestión de demasiadas toxinas) debilita la piel facial haciéndola susceptible a las arrugas y al decaimiento hacia debajo de la gravedad. La causa del envejecimiento facial no solo se debe a la piel. Los músculos juegan un papel fundamental en la estructura del rostro, formando el marco o “andamios” sobre donde colgaremos la piel.
Precisamente, porque no hay un hueso entre la órbita y la mandíbula sólo existen músculos, se aprecia porqué un ligero cambio en la masa muscular o la pérdida de tono, puede cambiar la forma y altura de las mejillas, convirtiendo una estructura redonda y convexa en una concavidad hueca. La degeneración de los músculos faciales viene dada principalmente como resultado de la falta de ejercicio (atrofia por inactividad) y se ve agravada por las emociones negativas que se marcan en nuestro rostro (ira, enfado, miedo, rabia, tristeza…) y la disminución de estrógeno y progesterona durante la premenopausia.

GYMFACE se comercializa en un único tamaño universal. Está diseñado para que pueda ser utilizado por cualquier persona de edad adulta y gracias a su formato anatómico, es muy fácil y muy práctico de usar.

Lo mejor es hacerlo cuando nos lavamos los dientes, ya sea por la mañana o antes de irnos a dormir. Pero para programas específicos es ideal seguir los consejos de diferentes rutinas que te sugerimos en la página.

El cuerpo es lo más agradecido y lo más desagradecido que existe. SI empezamos a trabajar y notamos los cambios de forma inmediata, debes continuar para mantener esos cambios. De forma periódica, volverás a notar cambios en cuestión de dos meses. Si desistes, esos cambios no sucederán…Es la constancia la que lleva al ÉXITO del tratamiento. Pero el método Gymface está realizado para evitar que, si descansas por algún tiempo, los cambios en tu cara no sean drásticos…simplemente notarás que no mejoras como solía suceder mientras lo hacías.

¿TIENE ALGUNA PREGUNTA MÁS?